Cuando los nazis vinieron

«Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas, guardé silencio, porque yo no era comunista.

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas, guardé silencio, porque yo no era socialdemócrata.

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, no protesté, porque yo no era sindicalista.

Cuando vinieron a por los judíos,no pronuncié palabra,porque yo no era judío.

Cuando finalmente vinieron a por mí, no había nadie más que pudiera protestar.»

Fuente: Poema "Cuando los nazis vinieron...", que trata acerca de las consecuencias de no resistir las tiranías en los primeros intentos de su establecimiento

El miedo global

Los que trabajan tienen miedo de perder el trabajo.
Los que no trabajan tienen miedo de no encontrar nunca trabajo.
Quien no tiene miedo al hambre, tiene miedo a la comida.

Los automovilistas tienen miedo de caminar y los peatones tienen miedo de ser atropellados.
La democracia tiene miedo de recordar y el lenguaje tiene miedo de decir.
Los civiles tienen miedo a los militares, los militares tienen miedo a la falta de armas, las armas tienen miedo a la falta de guerras.

Es el tiempo del miedo.

Miedo de la mujer a la violencia del hombre y miedo del hombre a la mujer sin miedo.
Miedo a los ladrones, miedo a la policía.
Miedo a la puerta sin cerradura, al tiempo sin relojes, al niño sin televisión.
Miedo a la noche sin pastillas para dormir y miedo al día sin pastillas para despertar.

Miedo a la multitud, miedo a la soledad, miedo a lo que fue y a lo que puede ser.
Miedo de morir, miedo de vivir.

Leído en algún lado por ahí.

Ya no tengo paciencia

Ya no tengo paciencia para algunas cosas, no porque me haya vuelto arrogante, sino simplemente porqué llegué a un punto de mi vida en que no me apetece perder más tiempo con aquello que me desagrada o hiere.

No tengo paciencia para el cinismo, envidias, críticas en exceso y exigencias de cualquier naturaleza.

Perdí la voluntad de agradar a quien no agrado, de amar a quien no me ama y de sonreír para quien no quiere sonreírme. Ya no dedico un minuto de mi tiempo a quien miente o quiere manipular a mí misma u a otras personas.

Decidí no convivir más con la pretensión, hipocresía, lo superficial, la deshonestidad y elogios baratos. No consigo tolerar la erudición selectiva y la altivez académica. No me ajusto más con la barriada o el chusmerío. No soporto conflictos y comparaciones.

Creo en un mundo de opuestos y por eso evito personas de carácter rígido e inflexible. En la amistad me desagrada la falta de lealtad y la traición. No me llevo nada bien con quién no sabe elogiar o incentivar a las personas.

Las exageraciones me aburren y tengo dificultad en aceptar a quien no gusta de los animales. Y encima de todo ya no tengo paciencia ninguna para quién no merece mi paciencia.

José Micard Teixeira

Que mujer tan inteligente

El Matrimonio – Parte I

Típico hombre machista se casa con típica mujer bonita y después de la boda, él da los siguientes reglamentos:

“Llegaré a casa cuando quiera, si es que quiero y a la hora que quiera, y no espero ningún problema de parte  tuya.  Espero una buena cena sobre la mesa a menos que te diga que no llegaré a casa a cenar.  Iré de caza, de pesca, a tomar y a jugar cartas cuando lo deseé con mis viejos amigos y no me vayas a dar problema por eso tampoco.  Esas son mis reglas. Algún comentario?

Su nueva esposa dijo, “No, eso está bien conmigo.  Espero comprendas que habrá sexo en esta casa a las siete cada noche …. estés aquí o no”.

Copiado del dominio público

A Friend like you

Everyone should have
a friend like you
You are so much fun to be with
And you are such a good person
You crack me up with laughter
And touch my heart with your kindness
You have a wonderful ability
To know when to offer advice
And when to sit in quiet support
Time after time
You’ve come to my rescue
And brightend so many
Of my routine days
And time after time
I’ve realized how fortunate
I am that my life includes you
I really do believe that
Everybody should have a friend like you
But so far it looks like
You are one of a kind!

Copiado, parece ser una canción, pero no estoy segura.

Actitud ante la tormenta

Existe lo que se llama <actitud ante la tormenta>. 

Cuando a uno le alcanza un inesperado chaparrón, se pueden hacer dos cosas: o bien se echa a correr lo más rápido posible, o se pone uno al resguardo bajo los aleros de las cosas que bordean el camino. De todas formas siempre se terminara mojado.

Pero si uno se prepara mentalmente, y con anticipación, a la idea de quedar mojado, no se sentirá muy contrariado por la llegada de la lluvia.

Copiado de un libro, no sé cual.

Estar presente

Lo importante es obrar de modo que cada momento resulte tan agradable como sea posible. El error de quienes cultivan la nostalgia del pasado procede de que no se han impregnado suficiente de esta idea.

Sin embargo aquellos que no se ocupan mas que del instante presente y pretenden detestar el pasado, resultan personas superficiales.

Copiado de un libro, no recuerdo cuál.