#Keepgoing

Cerré mi negocio temporalmente y era el lugar donde entrenaba más días. Me cambié a una casa temporal y me alejé del bosque que estaba a la vuelta y mis hijas están sin clases.

Demasiados cambios en muy poco tiempo. Ahora el ejercicio es mi válvula de escape del estrés de la ansiedad.

Ya no tengo mis espacios para entrenar; tengo estas banquetas y estas calles que no son como en las películas: me siguen los perros, me chiflan los que pasan, respiro el escape de los autos…

Es lo qué hay. Es lo que toca y no pienso parar.

Julietajimz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.