Me comí un bebé

Mi panza ya se ve, aunque depende de lo que me ponga primero me preguntan. La beba tiene 25 o 26 semanas… por ahí. No voy contando los días como lo hice con Sofia, que hasta me ponía a investigar qué novedades había en el día a día.

Todo es diferente en este embarazo, desde el inicio comencé con achaques, los que nunca tuve con Sofia y que hasta ahora los tengo, pareciera que si me cobrarán la factura pasada y siento que son de a 2×1. Cansancio, sueño, mareos, nauseas, vómitos (demasiados), más cansancio, antojos, dolores de espalda, cólicos, pies grandes y hasta estoy estrenando una hernia.

También la beba está diferente, se mueve mucho. En uno de los ecos que tuve pateó al doctor que intentaba verla y que para poder hacerlo apachurraba mucho la panza; quizá se enojó y por eso la patada.

Pues ando así, que dan las 5pm y apenas puedo con mi alma y con todos los dolores que aparecen, como si trajera 20kilos en la panza. Creo que será la edad, yo y mi complejo de vejez.

Ya tiene un par de semanas que Sofia ve mi panza diferente. La tele le dijo que tengo un bebé en la panza (H&H) y que duele, porque después de ver unos segundos el comercial me preguntó si me dolía.

No quería decirle, para que no se impaciente. También quería que no pensará demasiado en cómo se metió la bebá a mi panza. Pero ayer mientras me ponía crema en la panza me dijo con aplomo que me comí a la beba y que me la van a sacar abriéndome la panza y que me va a doler. Pues sí, le dije que sí: me comí un bebé.

Julietajimz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.