Casi 3

Mi hija me sorprende cada día, es esa capacidad de los niños para observar y aprender de una sola vez. Es cierto que son esponjitas que todo lo absorben.

Por eso pongo cuidado en todo lo que hago y digo frente a ella. Como por ejemplo no decir malas palabras (bueno esa está fácil porque no las digo) y no discuto con mi marido enfrente de ella.

Cuando grito me regaña, tiene una personalidad muy autoritaria para su edad y cada que subo el volumen de mi voz, cosa que sucede con demasiada frecuencia, me regaña y me dice que no pelee y no hay modo de que entienda que su mamá es una gritona al platicar, sobre todo cuando estoy emocionada metida en una conversación.

Además le doy ejemplos, sé que me observa aunque no lo sepa, un día levantó su plato de la mesa sin que nadie se lo pidiera, hasta tiró las sobras de comida en la basura y con mucho cuidado, luego fue y colocó el plato en el fregadero.

Le gusta mucho leer, claro, debía suceder que mi hija le encante leer. Le he comprado más libros que juguetes. Cuando le propongo jugar con ella es cuando elige un cuento y lo leemos juntas. Ya la he cachado leyendo sola, un día estaba muy callada en su recamara y fui a ver qué hacia porque eso de que niño callado niño haciendo travesuras es muy cierto, pero me sorprendí que estaba sentada en su sillita, recargada en la mesa leyendo un cuento.

Y en sus juegos veo que reproduce todo lo que aprende, desde las canciones hasta los comportamientos y nuevas palabras. Casi tres años y no hay día que no me sorprenda, me encanta ser mamá>> Corrección… me encanta ser su mamá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.