Acumuladora digital

Es un hábito común ser acumuladores de objetos y he visto que entre más tenemos, más queremos.

El otro día me puse a reflexioné sobre las dos clases de objetos acumulables: los que nos dan status y los que tienen valor sentimental. Y voy haciéndome una pregunta de introspección: ¿De qué le sirve a mi vida tanto objeto?

Discutir sobre la posesión de objetos da tela de dónde cortar.

Y me puse a pensar todo esto precisamente porque acabo de perder uno de valor sentimental: tres años de fotografías.

Y tanto me duele, que mi consuelo es pensar que durante generaciones hemos vivido sin tantas fotografías de vida, sin esta moda digital que nos ha llevado a tomar 2mil fotos en una cena aburridísima. Antes eras afortunado si tenias una imagen tuya de cuando eras bebé, y la gente vivía sin problema alguno.

Entonces el valor sentimental de las cosas está influenciado según la época en la que vivamos. Claro que puedo vivir sin esas fotos, digo, lo he estado haciendo desde que no veo esas fotos hace tres años, solamente eran un cumulo de bytes ahí guardados.

¿Alguna vez haz perdido fotografías?

Estamos influenciados por la tendencia tecnológica. Poseer, poseer, poseer. Y si te gusta eso de amontonar corazones en tu armario, te recomiendo respaldar tu información. Yo de ahora en adelante lo haré. No sé por qué no lo hice antes. Hoy mismo compro un disco duro.

Al fin y al cabo estoy viviendo ahora y no en los 60’s.
Bienvenida la acumulación.


Julietajimz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.