La mugre de la uña

Mi gran primer amiga y yo siempre fuimos como una sola. Llego la etapa de la secundaria y nos separamos. No he vuelto a saber de ella, y ahora que lo pienso es lo mejor, conservo los mejores recuerdos.

Mi segunda mejor amiga, fue amistad con pocos latidos que murió pronto por desafinidad. Me ha buscado, sin embargo prefiero dejarla como un recuerdo; estoy segura de que pronto entraríamos en disputas.

A la tercera mejor amiga la quise mucho, luego me defraudó. Me alejé de ella y solo cuando murió supe lo que había hecho esos años. Lamento no haberla perdonado.

Mis otras mejores amigas han ido y venido, se han quedado demasiado poco tiempo. Me acompañan en lapsos de mi vida en los que, inevitablemente convivimos. Nos hacemos como uña y mugre, pero todas las uñas cambian de mugre.

Se alejan, a veces siento que siguen un camino que no son y se alejan, se alejan. Siguen sus fantasías. Otras amistadas resultan ser falsas, meramente temporales.
Solo algunas prevalecen, hasta ahora conservo tres. Espero jamás defraudarlos ni abandonarlos. No quiero convertirme en una mugre que viene y va.

Julietajimz

Deja una respuesta