Voy a pintar al amor

Dibujaré tu mirada con el lápiz de mis dedos,
y con la yema daré sombra al contorno de tus ojos.

Mezclare los colores para encontrar el pigmento perfecto
y en cada pincelada susurraré que te quiero

Con el pincel de mis labios recorreré el lienzo de tu piel,
y en cada trazo haremos emerger un manantial aguamiel.

Cuando haya terminado me abrazaré a tu pintura
y por fin tendré la libertad de seducirte sin censura.

Desde entonces y para siempre

Para serte sincera al principio dudaba,
pasaban los días y no tenia certeza.
Luego se vinieron las semanas
y aún seguía sin poder asegurarlo.

Creí que tendrían que pasar años,
pensé que encontrarte sería un reto,
jamás imaginé que fueras tú.

Sin embargo ahora
estoy totalmente convencida,
de haber encontrado mi alma gemela.
Y ya que estás por fin a mi lado
me he propuesto jamás perderte.
Te prometo que serás el más afortunado
y yo viviré feliz solo por tenerte.

Fue la magia de cupido

Deje de buscar y llegaste a mi.
Solo la magia puede explicar
que tú estés aquí.

Basto apenas una mirada
y desde entonces me enamoré,
a primera vista y no me equivoqué.

En todos estos días no hubo desencanto
y ya no supimos en qué momento sucedió
que nuestras vidas se juntaron tanto
y de tanto en tanto nos fundió.

Adoro nuestra libertad
de poseernos sin trabas,
saber que un día es suficiente.
No hay presiones ni rutinas,
solo las ganas de tenernos cada día.

Vivo el éxtasis de tus caricias,
me provocas esta manía
de adherir tu piel con la mía.
Ya nada es más perfecto
que llevarte de amuleto.

Este amor tiene Magia
de esa que pocos descubren
destinada para los que ya son felices.

Magia de libertad cada día,
de ser feliz por uno mismo
sin necesitar sino acompañar
del desapego que logra fusionar.

Es magia, pura magia, la del buen amor.

No soy de aquí

Siento que tu alma llama a la mía.
Veo como que me jalas a tu mundo,
pero amor, hay algo más que me lleva al otro lado.

No sé si te pertenezco o soy de ese otro algo,
de eso que no sé cómo nombrarlo porque quizás no exista.
Para unos es singular y para otros el demonio.

Amor, quiero estar contigo pero siento dentro mio
Que no pertenezco y no soy de tu mundo.
Oye pero jala más fuerte que me voy.
No, aún no, espera. Desde aquí estoy viendo a luzbel.
Me asusta y me llena, siento mi vació y mi soledad,
amor no me sueltes pero no me lleves hacia ti.