Besocetamol

Te di ese beso que tenía la misión de cambiarlo todo.

Ese beso que pudiera borrar y borrar y borrar todas estas cicatrices. Limpiar.

Lo di todo para que en ese roce de nuestros labios pudiéramos regresar el tiempo a esos momentos donde la pasión lo era todo, allá donde tú y yo éramos incendio.

Recordé todo, lo volví a sentir todo. Me recorrió por la sangre ese calor familiar, lejano.

Pero abruptamente terminó. Abrí mis ojos, y tú seguías aquí.

Beso maldito, no me cumplió. No había manera de que lo hiciera, porque no hay beso que se entregue si no hay labios que le quieran.

Ningún beso ha podido. Ningún deseo. Ningún roce.

¿Cuántas veces más querrán estos labios necios curar nuestra historia?

Y si yo no te amara

Estoy amándote y sufriéndote. Que si no te amara no tendría nada que sufrir. 

Porque al amarte también quiero. Y eso que quiero no me lo das. Y si no te amara no estaría queriendo esto que quiero, y no sería de ti de quién lo quiero y no tendría nada que sufrir.

Dicen que se ama sin pedir lo que se quiere, pero es difícil dejar de querer lo que de ti quiero.

Dicen que tendré que amarte sin querer. Pero a veces quisiera dejarte de amar para que no duela la insatisfacción de este querer.

Solamente soy yo

¡Hola! Soy yo.
La de hoy, tan diferente de ayer.
Pero sigo siendo yo,
más sola y más aislada.

No quiero querer de ti.
Estoy escapando de ti.
Es tan difícil dejar de soñarte,
casi imposible evitarte.

Y sin embargo ese no eres tú,
mi anclaje es una ilusión.
¡Hola! Soy yo, mírame.
¿Cuál es tu confesión?

Enredados en este ilógico vaivén,
tan sin sentido y tan estúpido.
¿Será que no soy solo yo?
Será que tú lo vives también.

Leer cuando me haya ido

El día que no tengas
ni mis caricias ni mis besos
para sentir mi deseo por ti,
estarán estas letras que escribí para ti.

Y si llega aquel momento
donde te falten mis expresiones de amor
podrás encontrar en mis cartas
toda esta pasión que hay entre los dos.

Cuando no me sea posible
ninguna forma para decirte te amo
ya estará creado este mapa
que te revelará lo que hay en mi corazón.

Porque aunque yo falte
Quedará el relieve de mis palabras
y en cada letra mi amor por ti.

 

Esto eres tú

Pensar en ti es,
levantar la mirada al cielo,
echar a volar la imaginación.
Aterrizar en un cuento de hadas.

Recordarte es,
cerrar los ojos y suspirar,
tener a donde ir,
regresar y sonreír.

Tu ausencia es,
detener la respiración,
extrañarte como en duelo
y solo verte es el consuelo.

El día de mañana es,
una precipitación al corazón,
excitación en el interior,
adrenalina llena de pasión.

Lo mejor sucede hoy,
estar así a tu lado,
es tener los sentidos a salvo,
una emoción que dura solo un rato.