Calaverita Dr. Carlos Brambila

La huesuda lo andaba siguiendo

de un hospital a otro siempre corriendo

La pobre nunca se le acercaba

A este doctor ni la flaca lo alcanzaba.

Estaba la muerte ya tan cansada

Decidió pedirle cita por WhatsApp

Fue a la sala de espera la muy abusada

Y a la hora exacta Carlos Brambila la atendió

Nerviosa y emocionada al consultorio entró

La señora Catrina nunca se imaginó

A primera vista del doctor Carlos Brambila se enamoró

Pobrecita parca,

Cuanto se puso a llorar

Cuando supo que otra flaca ya se lo ganó

Salió muy triste y toda enyesada

La flaca ahora sí está muy enojada

Buscando a Julieta Jiménez

Ojalá que le encuentre confesada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *