Una isla para mí

Me hice una isla con las decisiones que he tomado. Fui creándome una imagen de mi misma a la cual aferrarme, una línea para seguir y decir, esta soy yo, así soy.

Mientras estuve entre todos, no me perjudicó. Siempre tuve alguien cerca, me encargué de rodearme de una selección de personas élite. Pero ahora, una decisión tras otra me ha llevado a este lugar que está carcomiendo lo que soy; esta isla llena de nada y de lo mismo que está derrumbando lo que creí que era.

Estoy en mi propio limbo todos los días, pensando más de lo que hablo, con más palabras en mi cabeza que en mi lengua. De seguir así olvidaré hablar, olvidaré mi voz y luego los demás se olvidarán de mi.

Demasiadas conversaciones conmigo misma están a punto de volverme loca. Las palabras repetidas que digo al teléfono me hacen sentir ajena y lejana. Es esta maldita isla de mis decisiones.

Ya olvidé.. estoy olvidando.. he comenzado a perderme. No lo soporto, quiero regresar, quiero volver, quiero estar cerca de ti, de ellos, de mi élite y lejos de esta torpe imitación de rutina y soledad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *