De crisis y pilas

Dice el señor que en estos tiempos de crisis lo mejor es sacarle todo el provecho a los zapatos que tenemos, y al decirlo veo mis converse… los únicos zapatos negros que tengo y que me pongo siempre, por eso de que “el negro combina con todo”

Continua argumentando que ahora se inventan temporadas de otoño y de invierno, y de las que salgan, para que la gente cambiemos de ropa según la moda y nos quieren hacer consumistas. Y mientras sigue platicando, trato de recordar la última vez que fui de compras. Pero ha pasado tanto de eso que no logro acordarme; entonces pienso en mi armario de unas cuantas camisas, de colores neutros y muy parecidas entre si, para que la gente no pueda notar esta falta de ropa y así con tennis negros menos lo notan.

Y estaba yo así escuchándolo y dándole la razón como si de verdad tuviera yo el dinero para irme a gastarlo en zapatos y ropa de primavera, y en eso que entra su esposa. Muy ingenua ella de la conversación, traía dos bolsas de compras, una en cada mano. Entonces el señor le pregunta “¿Qué es eso?”, pero es claro que trae cajas de zapatos, seguro preguntó  con la ilusión de que no fueran zapatos lo que había ahí adentro. La señora, 20 años más joven que él, responde lo más quitada de la pena que viene de comprarse zapatos, unas botas por cierto, pues como está la liquidación de invierno hay que aprovechar los descuentos y le platica que solamente compró tres pares.

>se hizo un silencio<

Al rato el señor agarró el control de la televisión y cambió el canal; dice que hay en la ciudad un lugar para reciclar las pilas…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *