Fue la magia de cupido

Deje de buscar y llegaste a mi.
Solo la magia puede explicar
que tú estés aquí.

Basto apenas una mirada
y desde entonces me enamoré,
a primera vista y no me equivoqué.

En todos estos días no hubo desencanto
y ya no supimos en qué momento sucedió
que nuestras vidas se juntaron tanto
y de tanto en tanto nos fundió.

Adoro nuestra libertad
de poseernos sin trabas,
saber que un día es suficiente.
No hay presiones ni rutinas,
solo las ganas de tenernos cada día.

Vivo el éxtasis de tus caricias,
me provocas esta manía
de adherir tu piel con la mía.
Ya nada es más perfecto
que llevarte de amuleto.

Este amor tiene Magia
de esa que pocos descubren
destinada para los que ya son felices.

Magia de libertad cada día,
de ser feliz por uno mismo
sin necesitar sino acompañar
del desapego que logra fusionar.

Es magia, pura magia, la del buen amor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *